sábado, 30 de mayo de 2015

¡ Tú eliges...!

Cuando quieres hacer algo, te pones en marcha y lo haces. Si buscas excusas, si siempre tienes un pero... examínate; porque a lo mejor lo que te ocurre es que realmente no quieres hacer eso. No busques fuera de ti lo que te ocurre. No trates de buscar culpables de nada, ni escombreras donde depositar tu "basurilla". No te escudes en el "soy así" o en el "esto es así" porque tú eliges cómo quieres ser y cómo quieres que sea tu entorno. Todo, absolutamente todo lo que nos ocurre lo elegimos nosotros; y podemos elegir que todo sea maravilloso o que todo sea opaco y triste. Podemos elegir que nos duela hasta el alma o fluir con la vida y disfrutar del riesgo que todo conlleva. Podemos elegir vivir el presente o sumirnos en la tristeza del pasado y en la angustia por lo que pueda pasar dentro de dos días. Podemos elegir estar en coherencia con nuestro corazón o en desasosiego por querer complacer a todo el mundo. Podemos elegir ser felices o unos amargados... Podemos ELEGIR!!!
La vida es un regalo maravilloso y fantástico. Nadie ha venido a este mundo a sufrir ni esto es el purgatorio donde limpiar pecados de nuestros antepasados. La vida es la biblia en la mejor de sus interpretaciones: la del ser humano, la del corazón y la felicidad. La vida es un camino que hacemos día a día y que no es unidireccional. Si tomas el no deseado, vuelve atrás y busca la senda por la que quieres caminar tranquilo. La vida es UNA, la de cada uno de nosotros y la de nadie más. Y es obligatorio vivirla con AMOR, queriéndonos y mimándonos. Nos han dicho que tenemos que sacrificarnos por los demás, por nuestros hijos, por nuestros padres... que si no lo hacemos somos malas personas; pero no nos han dicho que tenemos que sacrificarnos por ser felices nosotros mismos. Que nuestros padres tienen sus vidas. Que nuestros hijos tienen las suyas. Y que ninguna de esas vidas es la nuestra. Nos han enseñado que querernos es ser egoistas, y digo yo... ¿en qué manual está eso escrito?...
Bueno, y ahora, después de esta reflexión...¡Me voy a aplicar el parche! Porque todo esto es para mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada